Caballitos de jamón



Para mis amigos:
Estamos en Sevilla y para hablar de "Caballitos de jamón", me tengo que "trasladar" a los años 60 y 70 del Siglo pasado.
Domingo o festivo al mediodía. Bar "Manolo González" justo detrás del edificio de Correos.
La barra llena a rebosar y las tapas son pedidas en voz alta. Suenan: ¡Marchando dos de "Caballitos de jamón"! y te servían unas rubias rebanadas de pan frito sobre las que airosamente cabalgaban sendas lonchas de jamón serrano brillantes y apetitosas, asidas a sus cabalgaduras por palillos de dientes.
Te los descabalgaban sobre el mostrador junto a unas espumosas cañas de cerveza de "La Cruz del Campo" para que tú y tu novia diéseis buena cuenta de ello.
Ésto y mis 20 años de entonces junto a Angelina: ¡Gloria bendita!.
Ingredientes:
Pan de bollo atrasado para cortar en rebanadas. Jamón serrano en lonchas. Aceite de oliva virgen extra.
Elaboración:
En un perol con aceite de oliva bien caliente, freímos las rebanadas de pan por ambos lados.
Apartamos sobre papel absorvente para quitar el exceso de aceite.
Bajamos el fuego para que el aceite pierda temperatura.
Seguidamente, atravesamos una loncha de jamón serrano con un palillo de dientes (doblada para que no se suelte).
La pasamos por el aceite sin soltar el palillo (un mete y saca) y a continuación la pinchamos sobre la rebanada de pan frito y ya tenemos nuestro suculento "Caballito de jamón".
Servimos seguidamente en calentito y acompañamos con tinto o cerveza fresquita.
2 Detalles: 
1: El plato de jamón de la foto, cortado con tanta perfección, es obra de mi yerno José Luis que es un "catedrático" en estas artes.
2: Nunca estuve dentro de la cocina del Bar, pero supongo que así elaboraban los "Caballitos de jamón".
Curiosidad:
Después (también hace muchos años) los hemos comido en Utrera en una bodega de la calle Vía Marciala donde ya íbamos  acompañados de nuestros hijos pequeños. Pero estos "Caballitos" venían descabalgados (jamón y pan frito en una fuente).
¡Gratos recuerdos de antaño!.
Un abrazo.
                       Pepe Atalaya.

Chipiona, 3 de Julio de 2014.-









2 comentarios:

  1. Emotiva receta de recuerdos de juventud junto con angelia,por la pinta de los de la foto los de usted igual de buenos que aquellos si no mejores un abrazo

    ResponderEliminar
  2. y ahora en serio haber si los probamos para volver al siglo pasado

    ResponderEliminar